Reseña de “Cosita Linda”, Anthony Browne

La presente obra es un cuento infantil y se llama “Cosita Linda”. Fue escrita por Anthony Browne y narra la historia de la incondicional amistad entre un gorila y una pequeña gata. Debido al sentimiento de  soledad y aburrimiento que el gorila tenía en el zoológico, sus cuidadores deciden hacerle un regalo: “Linda”, quien siendo muy distinta al gorila, rápidamente roba su corazón y se convierte en su fiel y adorada amiga. Juntos comparten diversas situaciones, se convierten en grandes y cercanos amigos y están dispuestos a lo que sea con tal de seguir uno junto al otro juntos.

Es importante mencionar que Browne se inspiró en un caso real para crear este cuento. En 1974, en la Universidad de Stanford, Koko (una gorila entrenada para comunicarse por lenguaje de signos), manifestó a sus cuidadores que quería un gato porque se sentía muy sola. Ellos accedieron y la gorila adoptó al animalito como si fuera un hijo para ella. El tiempo transcurrió pero un día All Ball (la gatita) desapareció. Este hecho generó en Koko una tristeza enorme que fue capaz de transmitir a sus cuidadores. Luego de esto, se generó un amplio debate en torno a las emociones que los gorilas pueden experimentar, a pesar de ser animales.

El texto está organizado en imágenes respaldadas con texto, y se divide principalmente en tres actos; situación inicial, desarrollo del relato y desenlace.

En primera instancia, se describe al gorila y su facultad de comunicarse mediante el lenguaje de signos con los adultos a su cargo. Es de esta misma manera, que el gorila informa a sus cuidadores que se siente solo y quiere un amigo con quien jugar y compartir. Debido a esto, a ellos se les ocurre darle al gorila una pequeña gatita llamada “Linda”, para que lo acompañe. Sin embargo, le advierten que no le haga daño, ya que es muy pequeñita y frágil. Lo interesante es que ocurre todo lo contrario. El gorila le da leche, miel, la cuida, hacen todo juntos y tienen una complicidad impactante. Muy pronto se hacen inseparables y forjan una amistad que trasciende género, raza y especie (hecho que recalca la idea central del texto: pueden crearse grandes amistades a pesar de la diversidad de sus integrantes).

Luego, se sitúa a ambos personajes (gorila y gatita) viendo televisión juntos. Según las ilustraciones del cuento y lo que nos cuentan las palabras, el gorila comienza a enojarse al ver la película, y su enojo aumenta tanto, que llega al punto de enfurecerse y romper la televisión en que veían dicha película. Debido al gran estruendo que hizo el televisor al caer al suelo, llegan los cuidadores a ver qué estaba sucediendo en la habitación. Al entrar descubren el aparato en el suelo y al gorila y a la gatita con caras de culpabilidad. Enseguida miran al gorila para culparlo y es entonces cuando él y la gatita se miran de manera cómplice y decidida. Los cuidadores hacen la pregunta de rigor y es aquí en donde la gatita (haciendo uso del lenguaje de señas, que presumo el gorila debió haberle enseñado en algún momento), deja en claro que había sido ella quien lo rompió.

Finalmente, todos ríen y el gorila no es reprimido. El cuento termina con ambos personajes principales mirándose a los ojos y riendo debido a un secreto que los mantendrá unidos para siempre: la pequeña gatita salvó a su amigo gorila de un castigo que si merecía, y se arriesgó a cargar con la culpa de algo que no cometió realmente.

La lealtad que demostró la gatita por su amigo y bienestar es algo admirable en las relaciones sociales, que de seguro es un valor que Browne buscaba resaltar para los niños que leen esta historia.

En relación a la calificación valórica de la obra, cabe destacar que es un cuento completo y consistente que entrega un mensaje preciso de manera lúdica y tierna: la amistad puede darse entre tipos de personas (o animales) muy distintos, y no importa cuán diferentes sean, pues los lazos que crean están a la misma altura que las amistades entre iguales.

La historia es pertinente y adecuada para el público al que está dirigida: niños entre 5 y 8 años. Son edades en donde los niños van conociendo, formando y fortaleciendo el concepto de amistad, y encuentro muy positivo que Browne les dé una visión nueva de la misma, que contribuya a hacerlos entender que la amistad trasciende género, raza, especie, etc., y que si quieren, pueden tener una diversidad de amigos impresionante.

Anthony Browne hace un riguroso trabajo al recalcar que las criaturas “grandes” como los gorilas, también tienen un lado tierno y sensible, y que no por el hecho de ser aparentemente más fuertes por fuera, son necesariamente de la misma manera en su interior. Todas las criaturas necesitan afecto, preocupación y amistad; hecho que debe ser comprendido por los niños que lean y/o escuchen la historia.

Considero también muy rescatable y positivo que Browne destaque la importancia de la lealtad y confianza en la amistad, virtudes que si no estuvieran presentes, imposibilitarían concretar una verdadera y fuerte relación amistosa entre los participantes.

A modo de conclusión, me gustaría señalar que Browne cumple su objetivo al transmitir una noción de amistad que no siempre está presente en nuestra vida diaria: estar abiertos a la diversidad. Aspecto que es importantísimo a la hora de establecer relaciones de todo tipo, pues uno no debe cerrarse a un mismo círculo o tipo de personas, porque a veces, es la gente más distinta a ti quienes se encargan de llenar tu vida de nuevas experiencias y vivencias que realmente enriquecen tu día a día.

La historia del gorila y Linda es algo que no debemos dejar tan solo en la teoría (lectura), sino que debemos intentar llevarla a la acción, tanto niños como adultos.

Referencias:

–          http://www.revistaelarbolrojo.net/cosita-linda/

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Anthony_Browne

–          http://anthony-browne.wikispaces.com/Cosita+linda

–          http://www.quelibroleo.com/cosita-linda

–          http://www.kilibro.com/en/book/preview/39662/cosita-linda

Anuncios

Un comentario en “Reseña de “Cosita Linda”, Anthony Browne

  1. Me parece una buena reseña puesto que plantea el autor del libro, y la base en la cual se inspiró para su creación. Creo que se trata de un libro que puede ser perfectamente utilizado en una sala de clases y al que se le puede sacar mucho provecho, ya que trata valores muy importantes y necesarios para desarrollar en la edad escolar. Además, creo que el hecho de contarles a los niños de que esta historia está basada en una situación real, los acerca a la lectura de este ya que suscita en ellos un interés que otros libros no les da. Además, siguiendo con esta misma idea, creo que puede llegar a generar un tema de mucha reflexión y discusión para los niños en la clase, generándose una meditación acerca de si es que los animales son capaces de sentir o no realmente. Todo esto me parece bueno puesto que dan al niño la posibilidad de escuchar lo que otros tienen que decir, de intercambiar puntos de vista con sus compañeros y colaborar en su aprendizaje (Arizpe y Styles, 2004). Esto debido a que una buena conversación instalada en la clase por la profesora, puede llevar a los niños a desarrollar mucho su capacidad reflexiva y de empatía con los demás.

    Referencias:
    Arizpe, E. & Styles, M. (2004): Lectura de imágenes. Los niños interpretan textos visuales.
    Capítulo 2. México: FCE.

    Bárbara Bulnes Cosmelli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s