Reseña

Sendak Maurice (1963)”Donde viven los monstruos”, Polonia: Alfaguara.

Max, el personaje principal de la obra, era un niño muy travieso, que desobedecía a su mamá, por lo que un día, ésta lo manda a la cama sin cenar, de pronto su habitación se convierte en un lugar mágico, habitado por monstruos, en donde deciden llamarlo el Rey de los monstruos. Max estaba confundido, no sabía si realmente lo querían por lo que decidió no seguir siendo el Rey de ese lugar. Luego de esta serie de hechos que le ocurren regresa a su habitación, la cena todavía estaba allí, ya que podía sentir su olor.

“Donde viven los monstruos”, es un texto adecuado para niños, considerándose desde los 6 años, ya que la narración al estar organizada en tercera persona, posee recursos en que los sentimientos y/o pensamientos se encuentran involucrados, relacionándose con los niños desde la perspectiva del sentimiento a través de los mundos creados o la imaginación, pueden existir distintas interpretaciones al hecho principal, lo que podría resultar un tanto abstracto para niños menores de esa edad.

Si analizamos el título respecto a la obra, podemos evidenciar que éste, se centra en un mundo imaginario, pero la obra en sí se narra “supuestamente” en un mundo realista; por lo tanto al estar considerados ambos mundos, una posible interpretación del texto es que corresponde a un mundo real imaginario, ya que la realidad y la fantasía se encuentran en conjunto, pero no se sabe si lo fantástico ocurrió realmente en el mundo cotidiano, pero Max, lo ve normal, dentro del texto.

Ésta primera perspectiva, al relacionarse con el título, se considera adecuado para comenzar una lectura con gusto, adecuado para los niños, ya que a pesar de que el texto sea un poco abstracto para niños menores de 6 años, por sus distintas perspectivas, este introduce la temática central del relato, es decir, el título está centrado en lo que mayormente habla el texto, la ciudad de los monstruos.

Ésta obra, también puede  ser interpretada a partir de la relación de los mundos por separado, es decir, que la acción ocurre solamente en un mundo fantástico, esto ya que si analizamos el texto, en la parte que dice: “Esa noche en la habitación de Max nació un bosque, y el bosque creció y creció”(p.4 y 5), puede evidenciarse que la narración ocurre de manera realista, luego la narración da un giro inesperado, en el que el mundo anterior, se transforma a uno que no necesariamente es real. Por lo tanto, desde éste punto de vista, se puede decir que la obra, ocurre en un espacio determinado, donde cronológicamente los hechos son entendibles si lo consideramos desde ésta perspectiva, ya que si comparamos Alicia en el país de las maravillas con este texto, ambos tienen un quiebre dentro del relato y luego regresan al “mundo real”, por lo que al estar involucrados dos mundos por separado, es un poco menos abstracto que al estar integrados ambos, resultando más claro para los niños.

Por otro lado, la tercera y última perspectiva que evidenciaremos aquí, tiene que ver con las imágenes de los monstruos en distintos contextos, por ejemplo en la película “Scooby Doo, la ciudad de los monstruos”; éstos se encuentran visiblemente más realistas. Si comparamos las ilustraciones del texto tratado con la película anterior mencionada, en relación al texto, se puede decir, que los dibujos están orientados a los niños, ya que se encuentran caricaturizados, tienen un aspecto amable y no hacen daño alguno, de manera diferente a lo ocurrido en la película, en donde ocurre todo lo contrario.

Si comparamos el contexto al interior del relato, con la comparación de ambas visiones de monstruos ilustrados, podemos ver que el texto puede verse como otra manera de ver la realidad, más allá de los posibles mundos que pueden haber en el relato, ya que si haces la analogía entre el tema de la obra con la comparación entre las imágenes de la película y la del cuento, podemos ver que la realidad está, pero saber cuál es la real es lo complicado.

Con esto, podemos decir, que existen muchos puntos de vista para analizar esta obra, por lo cual, lo hace un poco abstracto para niños menores de 6 años, aunque bastante recomendable para poder ver distintos puntos de vista, además de los mundos que caben dentro de estas interpretaciones, en donde a partir de la analogía anterior, las imágenes resultan fantásticas, pero a pesar de esto existe la realidad aunque está implícita. Por lo tanto, recomiendo el libro para todo espectador mayor de 6 años de edad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s