¿Por qué Isol es imprescindible en la formación literaria de niños?

149498“los libros infantiles se llenarán de humor y de imaginación, de personajes ociosos, tiernos y disparatados, enfrentados también a la ambigüedad de los sentimientos a la complejidad de los conflictos, a los cambios de perspectivas” (Colomer, 1999, p. 109). Justamente lo descrito por Colomer refiriéndose a la literatura actual, es lo que caracteriza a Isol.  Sus obras son en general profundas pero con humor y sencillas. Con ellas, los niños son capaces de identificarse, dada las características de las ilustraciones y los temas de sus libros.

A pesar de que, quizás sus obras hablan sobre temas sensibles y complejos, hoy en día “los niños deben ser educados en la complejidad de la vida” (Colomer, 1999, p. 110). Por ejemplo, lo que pasa con “Petit, el monstruo” que es un cuento moral sin moraleja, sin un final concreto, y esto se ve reflejado en lo que manifiesta Colomer (1999) sobre las sociedades actuales: “coexistencia y pluralidad de los discursos morales y, por lo tanto, la inexistencia de una visión global que dé respuesta inequívoca a la necesidad de hallar un modo correcto de comportarse”  (p. 111). Las obras de Isol se caracterizan por esto, no le imponen una conducta específica al niño y gracias a esto el niño puede disfrutar y gozar de sus libros y no necesariamente ser moralizado por ellos.

Tanto en “Petit, el monstruo” como en “El globo”, hay distintas visiones de la realidad, esta es mucho más compleja y en ellas hay un final abierto – en “El globo” la madre quedo convertida en globo y en “Petit, el monstruo” el niño siguió siendo bueno y malo a la vez – este “resulta más adecuado para mostrar una visión más compleja de la realidad, (…) satisface la tendencia a motivar el juego con el lector” (Colomer, 1999, p. 167). Que tenga un final abierto, implica que el lector deberá reflexionar sobre el cuento y pensar en cómo podría continuar o terminar, impulsando “al lector a ir más allá de la curiosidad argumental, o bien como juego o bien como concienciación” (Colomer, 1999, p. 168), desarrollando la creatividad e imaginación de los niños.isolll

Por otro lado, las ilustraciones de Isol, sus trazos imperfectos y los colores que utiliza, son muy expresivas y atractivas para los niños. Las ilustraciones no solo reflejan lo que dicen los textos, sino que comunican mucho más, “se combinan imágenes y palabras en igual jerarquía. Tanto la ilustración como el texto tienen una función narrativa” (Banco del libro, 2001, p. 17). Con los libros-álbum de Isol, promueven la lectura tanto de textos como de ilustraciones, en ellas “las habilidades visuales son esenciales para impulsar una interpretación activa e incluso crítica de la información visual y textual” (Arizpe y Styles, 2004, p. 153)

Isol se puede considerar imprescindible, además porque es una reconocida ilustradora y autora infantil, premiada a lo largo de su carrera por sus obras de gran calidad artística y literaria, por la simplicidad y humor que invaden sus obras; y porque a través de estas, los niños pueden iniciarse en el mundo de la literatura y el lenguaje visual.

 

Referencias Bibliográficas:

–          Arizpe, E., & Styles, M. (2004). Lectura de imágenes. Los niños interpretan textos visuales. México: FCE.

–          Banco del Libro. (2001). Muchos libros para niños. Una guía para conocerlos. Venezuela: Banco del libro.

–          Colomer, T. (1999). Introducción a la literatura infantil y juvenil actual, capítulos 3 y 4. Madrid: Síntesis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s