Jairo Buitrago: un imprescindible en la literatura infantil

Tuve la oportunidad de conocer a Jairo Buitrago en el marco de la 2da. Versión de Festilus, en agosto recién pasado,  evento que reunió a una amplia gama de ilustradores chilenos y extranjeros, como Alberto Montt, Isol e Isidro Ferrer, entre otros.  En esta oportunidad, el autor dictó el taller “Narrar con imágenes, ilustrar con textos” en Galería Plop! del Barrio Lastarria.

Junto a Jairo Buitrago en Galería Plop!
Junto a Jairo Buitrago en Plop! Galería (28/08/2013)

En dicho taller, Buitrago explica que Camino a Casa nació como una inspiración poética derivada de una situación en particular, como lo es el hecho de haber vivido parte de su infancia y adolescencia en un período complicado de la historia política y social de su país, y de forma tangencial, el haber divisado situaciones de pobreza que calaron profundamente en él (Jairo Buitrago, en taller “Narrar con imágenes, ilustrar con textos”, Festilus 2013).  En la mayoría de sus obras, este autor suele abordar problemáticas de la vida cotidiana, siempre desde una visión autobiográfica  (como también lo hace en Eloísa y los bichos o incluso en El Señor L. Fante) y en Camino a Casa, si bien es posible inferir una de las consecuencias del conflicto armado en Colombia como punto de partida para el autor, el tema principal del relato es la ausencia paterna.   El lector deberá interpretar –gracias a la ilustración final- que la figura del león sobrepasa al efecto fantástico instalándose en la metáfora: la imagen del padre melenudo vigente en la mente de la niña, se traslada a la imagen del león que la acompaña en su regreso al hogar.

Buitrago_Camino a casaCamino a Casa es un libro-álbum que corresponde al género narrativo fantástico,  pues en la narración se observa la intervención de un personaje que existe en nuestra realidad, pero cuya intervención no encuentra “explicación en el mundo racional” (Banco del Libro, 2001, pág. 5). En este contexto, la significación comunicativa que subyace tras la imagen abre al niño la posibilidad de comprender de manera un poco más amigable las problemáticas que se presentan en la narración de un relato, en su temática.  Es aquí cuando  la orientación del adulto resulta vital para que el niño pueda lograr esta asociación, además de alcanzar un aprendizaje pertinente en la  lectura de la imagen, y al mismo tiempo, logre interpretarla de manera eficaz y competente (Colomer, 2001).  Esta competencia es absolutamente necesaria para poder comprender la lectura en Camino a Casa:  la portada, contraportada, las guardas –que grafican de manera muy sutil la progresión del relato-, y especialmente, la ilustración final: la fotografía en la mesita de noche que muestra la imagen del padre.

Es importante destacar que la necesidad de que los libros infantiles contengan imágenes, defiende la necesidad infantil de ver para saber, en lugar de memorizar conceptos de manera tan abstracta (Colomer & Durán, 2001).  Y en esta obra, la imbricación existente entre el texto escrito y su gráfica resulta tan imprescindible, que sería impensado separar la una de la otra. Según José Rosero (2010), en Camino a Casa  la relación simbiótica que existe entre el texto y la imagen es tal, que si se sustrae cualquiera de las dos, la narración se desploma sin dar cabida a una posible comprensión de la historia.

Por otro lado, en el proceso de aprendizaje de la lectura de imágenes, el niño logra a su vez hacer una proyección de ésta por medio de su propia experiencia.  En Camino a Casa, por ejemplo, la interpretación adulta se basa básicamente en la desaparición del padre en un contexto de desorden político, como ha ocurrido en los países que han vivido regímenes dictatoriales.  El niño, por su parte, puede dar una interpretación distinta, como la separación de los padres, el abandono, etc., y diversas situaciones que pueden representar algún tipo de experiencia vivida.  En este contexto, este tipo de historias con temáticas más cercanas a la realidad, permite desarrollar en los niños la capacidad de comprender, o tan solo, de mantener una relación más cercana con las problemáticas que afectan a la infancia actual.  Esto no únicamente desde la perspectiva de los niños que han sufrido esta clase de experiencias, sino que también desde el punto de vista de quienes no han sido afectados, generando así sentimientos de solidaridad, de empatía hacia sus pares y de aprendizaje a través de ellos.

jairo3Finalmente, y respondiendo a la pregunta, ¿por qué el autor seleccionado es imprescindible en la formación literaria de los niños entre 0 a 6 años?, me resulta difícil encasillar un libro-álbum como Camino a Casa dentro de un plan de lectura para niños en un rango de edad tan específico.  Si bien las imágenes tienen el poder suficiente como para atraer la atención del niño, así como el disfrute que le puede provocar el contacto físico con dicho material,  la  comprensión e interpretación del texto podría no ser pertinente dentro de este rango etario (0-6 años).  Sin embargo, la experiencia lectora, en términos de comunicación visual, podría aportar en el niño la información necesaria como para crear su propia interpretación de la historia en la mayoría de las obras de Buitrago.  Siempre es preciso no subestimar la capacidad imaginativa del niño.  Los pequeños lectores piensan mientras leen… y miran, y es por esta razón que todos los niños son candidatos a ser “miembros del público”, activando de alguna manera su criticidad como lector, habilidades que son necesarias a tomar en cuenta en la instrucción enfatizada hacia la “alfabetización” (Arizpe & Styles, 2004, pág. 174).  En este sentido, las creaciones literarias como Camino a Casa, Eloísa y los Bichos, Emiliano, Jimmy el más grande y El Señor L. Fante, constituyen un recurso interesante a utilizar en el aula, tomando en consideración el uso de forma contextualizada y con un posterior trabajo que invite a la reflexión.

Jairo 2

Jairo 4Referencias:

  • Arizpe, E., Styles, M. (2004). Lectura de imágenes. Los niños interpretan textos visuales. Capítulos 2 y 5. México: Fondo de Cultura Económica
  • Banco del Libro (2001). Muchos libros para niños. Una guía para conocerlos. Venezuela: Banco del Libro
  • Colomer, T.,  Durán, T. (2001). La literatura en la etapa de educación infantil. En Didáctica de la lengua en educación infantil. Madrid: Síntesis.
  • Rosero, J. (2010). Las cinco relaciones dialógicas entre el texto y la imagen dentro del álbum ilustrado.  Disponible en: http://www.anniemate.com/ilustradorescolombianos/documentos/doc/LAS_CINCO_RELACIONES_DIALOGICAS-JOSE%20ROSERO.pdf
  • Taller “Narrar con imágenes, ilustrar con textos”, dictado por el escritor e ilustrador Jairo Buitrago. Segundo Festival Internacional de Ilustración de Santiago- Chile, Festilus (2013). 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s